VISITA GUIADA 21 ABRIL 21 CASA MEDITERRÁNEO-BLUEMEDTOURS GUIDES

Inscripción previa obligatoria en el correo electrónico comunicacion@casa-mediterraneo.es

La visita a la sede de Casa Mediterráneo, la antigua estación de tren de Benalúa, nos permite hacer un viaje en el tiempo hasta finales del siglo XIX. Durante la visita conoceremos la importancia del ferrocarril para la ciudad de Alicante tanto a nivel económico como urbanístico. Viajaremos en el tiempo al momento de su construcción, inauguración, puesta en funcionamiento… hasta llegar al siglo XXI para conocer las funciones de la institución de diplomacia pública que alberga y las actividades que celebran actualmente en sus dependencias. Se trata de un espacio abierto a la ciudadanía, puente de unión entre los países mediterráneos.

ABRIL 2021 VISITAS GUIADAS MODERNISTAS EN ALICANTE

BLUEMEDTOURS – TURIGUIAS – CREATURISME – SICTED – LA PITXOTXA

¿Conoces «las caras del agua»? Estas son esas caras solemnes, divertidas o sonrientes de hombres, algunos barbudos, mujeres con aura de vírgenes, jóvenes o ángeles de expresión mágica y mitológica. Aún pueden contemplarse en los edificios más antiguos, de numerosos municipios valencianos, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX,. Por ejemplo, en Alicante abundan por la Villavieja, el barrio del Carmen, San Roque, el corazón histórico, el distrito de San Francisco, en los alrededores del Mercado Central o por San Antón, Benalúa,.. por toda la ciudad!
Son un recuerdo todavía vivo de fontanería fantástica y protectora, espiritual y doméstica, que se encontraban en lo que ahora llamamos canaletas. Según *Francesc Gisbert i Muñoz, el significado de estos rostros “es misterioso y parece relacionado con la creencia arcana de los espíritus, genios o rostros del agua que, dentro de las canaletas, protegían a los habitantes de la casa”. Eran rostros anclados con el fin de protección y el de decoración, seres antropomórficos, que emulaban a las gárgolas de los edificios eclesiásticos, a modo de protección de los templos sagrados, o de lo que el cliente deseara para su casa.
Ya que, las gárgolas, generalmente esculpidas en piedra, servían para “desaguar los tejados y decorar dichos desagües buscando, por tanto, una finalidad estética” y apoyándose “en creencias populares y leyendas”, servían también para espantar “al demonio y a otros espíritus del mal, como guardianas de la Fe y protectoras de aquellos lugares donde estaban dispuestas”. Dos empresas destacarían en estas creaciones: la calderería de Tomás Aznar e Hijos/Ingenieros constructores y la firma metalúrgica José Rodes.
En resumen, nuestros antepasados creían estar bendecidos por una serie de divinidades, necesitaban de su protección y poder para vivir y con el paso del tiempo aprendieron a utilizar esa magia para fabricar instrumentos u objetos que hoy en día conocemos como amuletos. Estos están cargados de una simbología especial como los de Mesopotamia, Egipto, Grecia o Roma. En este caso, los rostros del agua, como amuletos, serían una evolución doméstica de las gárgolas medievales.

Conócelas en nuestra visita guiada «La Huella Modernista y las Caras del Agua»